lunes, 3 de enero de 2005


Después de mucho investigar, hemos descubierto que Melisenda no es quien pretende hacernos creer. Todo apunta a una suerte de ingenio mecánico con apariencia animal que emite una serie de sonidos incoherentes y mantiene una actitud un tanto despreocupada ante la vida. Tenemos la seria sospecha de que oculta una webcam desde la que va grabando todos los acontecimientos diarios y que luego los transmite (el receptor de dicha información está por confirmar, pero cada uno de nosotros mantiene una teoría al respecto) . Su posición de "transmitir" es especialmente interesante y particular.

Sorprende mucho el tipo de energía empleada y la actividad tan frenética que desarrolla . Según un esquema dibujado de manera improvisada (pero metódica) por Joseba el veterinario , todo apunta a una nutrición equilibrada basada aparentemente en hidratos de carbono procedentes del pienso y de la gomaespuma de los cojines que devora cada día (no sin antes abrir cuidadosamente la cremallera y vaciarlos con cierta destreza). No obstante y como no podía ser de otra forma; todos quieren mucho a Melisa a pesar de otro tipo de emisiones un tanto más etéreas con las que también nos brinda momentos inolvidables. Lo mejor que tiene es que abraza y ronca como una persona de verdad y que es varios animales en uno.

Responde a varias voces: Melisa, Melita, Melisita y Melisenda (sobre todo) pero hay quien sostiene que sus favoritas son otras. En cualquier caso se desenvuelve cómoda entre todas ellas y nos lo hace saber. Su danza de cortejo con la gata Luna y un cierto temor ante el sonido de la guitarra española le dota de un encanto irresistible difícilmente superable . Pero cierto es que cada día nos sorprende con algo nuevo en su repertorio. Quién sabe qué nuevos sonidos, qué nuevos olores, que nuevos gestos teatrales o qué nuevos desvelos nos traerá Melisa, qué inventará para hacernos cada día más felices y para aprender a ver el mundo con sus ojitos de ternasca degollada. Qué distinto sería todo si olisqueáramos la vida tal y como lo hace Melisa.

La bendita y tremenda Melisa.

Publicado por Puzzle a las 13:47
Etiquetas:

 

5 desvaríos:

Anónimo dijo...

Precioso. Me he reído mucho leyéndote. Eres genial...

Anónimo dijo...

¿Esa es la auténtica Melisenda?. Es preciosa!. Pensaba que era una "leyenda urbana".

Besos desde Canarias.

Puzzle dijo...

Melisita no es una leyenda urbana, no podría serlo. La foto no es de ella, pero espero tener pronto de ella.

Gracias a todo el mundo por los comentarios.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Hola, soy el tutor legal de Melisenda, y creo k usted y yo deberíamos mantener una breve conversación, acerca de la explotación de su imagen, vía cibernética. Firmado, Arnolfo Jiménez de la Oca.

 
>