martes, 8 de marzo de 2005


Conozco a un tipo que si lo frecuentas los jueves por la noche te cuenta historias como para llenar una constelación entera de gestas y curiosos incidentes. Con cierta tendencia conocida a engordar los hechos, sus relatos siempre rozan lo hilarante sin dejar –nunca- de ser verdaderos. Tengo mis favoritos , ya no sólo por insólitos sino por su inequívoca puesta en escena. Como aquel episodio en el que tomó un taxi en la puerta del Teatro Principal (cuando el Coso aún era una calle empedrada e incómoda de transitar en coche) y se pilló la oreja con la puerta. Hagan la prueba, técnicamente resulta complicado detener un vehículo, subirse a él, sentarse y en el mismo movimiento (todo a una) cerrar la puerta y pescarse el cartílago dando gritos a razón de uno por cada adoquín de piedra que pisa el coche. Es imposible no escuchar tanto despropósito junto sin quedarse embobado y medio muerto de risa. El remate final viene siempre dado de la misma forma; porque de tanto contar la historia de la oreja deshonrada y en el fragor del relato, nuestro protagonista que da buena cuenta de unas cervezas , en el trago último de la segunda pinta la derrama entera por su cara lloviéndole por entero el contenido y el continente. Observadores presentes en el lance que preguntan , quizás más por curiosidad que por cortesía, qué es lo que ocurre y el tipo de las historias jocosas (todavía derramando cerveza por los carrillos) que replica: “ ¡Joder, olvidé abrir la boca!”. Y es que hay olvidos que resultan imperdonables y trágicos. Únicos y deliciosos.

Publicado por Puzzle a las 14:31
Etiquetas:

 

7 desvaríos:

Nacho dijo...

Qué tipo más curioso y genial. Es cierta esa historia que cuentas? Lo de la oreja? , lo de olvidarse abrir la boca?. Parece sacado de una película de los hermanos Marx.

Un saludo.

frank dijo...

Jorge,
la he pasado muy bien leyendo tu blog. Te pasaste, hombre!
Muy, muy bueno - y no tengo para que agregar más adjetivos.

Te pido permiso para incluirlo entre mis recomendados.

Juan dijo...

saludos amigo, y lamento comunicarte que has quedado encadenado por tiempo indefinido a mi blog. Sabrás comprender que no puedes quedar fuera de esta globalización...

perdon!
pasa y mira

Juan dijo...

como puede ser...si mi post no aparece...y cuando me dispongo a escribir aprarece...

Charito Piedra dijo...

me encantaría presenciar ese espectáculo, donde podemos verlo??.....los jueves en?...besitos

Puzzle dijo...

La historia es real y el personaje existe, es un ilusionista de los pies a la cabeza y lo podéis encontrar todos los Jueves en cierta calle de mi ciudad, enseñando a nuevos ilusionistas más jovenes con ganas de sentirse un poco niños y un poco magos.

Gracias a todos por los mensajes.

Kalf: un placer como siempre que me incluyas de vez en cuando en tus desvaríos!. Mil gracias por anclarme a tu blog.

frank dijo...

Listo!
Indexado en el bodegón de Doc Savage Jr.
Bienvenido y nos vemos!

 
>