lunes, 21 de marzo de 2005


Princesa malcriada y tarambana reconvertida a ranita se ofrece para envenenar manzanas. Experiencia en corazones harapientos y príncipes bobos que no escarmientan. Desencanto garantizado. En la actualidad: protagonista de videojuego, algo cansada de cruzar ríos saturados de troncos y de esquivar autos locos, busca otras emociones.

Razón : Charca del Olvido (País de las Promesas Rotas).

Publicado por Puzzle a las 6:13
Etiquetas:

 

5 desvaríos:

Anónimo dijo...

Vaya, no sabía que aún quedaban ranitas reconvertidas. Pues que esta lleve cuidado, no sea que sea arrollada por un autobus lleno de principes apesadumbrados!.

Anónimo dijo...

Pues yo creo que se lo merecería. A veces las mujeres nos quejamos de que no hay príncipes azules ni chicos que merezcan la pena, y luego resulta que cada vez son más las tiparracas que se dedican a marear la perdiz y a dejar pasar de largo gente que en verdad vale la pena. A veces ni yo misma entiendo a las colegas, porque se están volviendo tan imbéciles como algunos hombres, y no es cuestión de generalizar.

Huye de esas falsas princesas.

Vero dijo...

Jorge:

Las princesas no existen. Sólo gente más o menos egoista y egocéntrica que no sabe lo que quiere y mientras tanto va picoteando de aquí para allá.

Animo que tú vales mucho.

Vero

Paitoca dijo...

Princesa malcriada?...aún no criada, princesa presuntuosa que no madura, que no se centra, que no aterriza...aún anda volando y no en busca de su príncipe, sino que en busca de aventuras. Cuando el tiempo pase y logre aterrizar, recordará tu rostro, tus manos, tus gestos y sentirá pena de de haberlos tenido y haberlos perdido.
Un abrazo,
Pame.

Puzzle dijo...

Bueno, un poco de paz y de calma:

En realidad las ranas no tienen la culpa de serlo, me refiero a que a veces leemos cosas que escriben otros , y nos sentimos identificados y queremos hacérselo saber y en cierta manera les damos la razón y nuestro apoyo. A veces (la mayoría), lo que escribo en Puzzle es ficción, por supuesto inspirada en hechos reales que me pueden pasar a mi o a otros que tengo cerca (o lejos). Agradezco mucho que a veces la gente "saque la cara", pero no nos conocemos en realidad y todos somos un poco ranas a veces.

A lo mejor si le preguntáis a gente que me conoció y me olvidó , os salen contando las mil pestes. Nadie se libra de nada, ni siquiera de ser un poco tarambana.

Lo que tienen los blogs, es que a veces no son del todo reales, aqui cada uno puede mostrar lo que más le plazca, realidad, ficción, un alter ego de uno mismo, o justo todo lo contrario, así que no os creais todo lo que aquí se dice. Ni aquí ni en otros sitios. El motivo (el verdadero) de existir Puzzle, en realidad es poder tener la sensación de que cada día me expreso mejor , simplemente eso. Y a mi es lo que me sirve.

Saludos

 
>