sábado, 12 de marzo de 2005


Me imagino que de ser (cuando sea) será de a poco , sin quererlo ver, o queriéndolo pero mirando hacia otro lado. Primero será el cepillo de dientes y entonces tú harás como que te importa y te revolverás a ratos, pero como muchas otras veces , en el fondo te encantará. Una vez tomado el primer rincón del cuarto de baño, quizás una buena manera de continuar sea llenando la nevera de ese vino que tanto nos gusta. Vino y fresas, muchas fresas. Con la excusa de que las noches aún salen frías , a lo mejor no está de más dejar un jersey y un par de camisetas, tres como mucho , aunque ya puestos, unos cuantos juegos de calcetines y algo de ropa interior (aunque duerma desnudo) sea lo apropiado. Ya vamos armando el reducto. Creo que enseguida me harás algo de hueco en uno de los cajones . Total , con la de tiempo que pasamos aquí, estaba pensando en empadronar mi guitarra en tu cuarto y mi colección de libros de cuentos en el saloncito naranja. No hay prisa, ni falta que le hace. Deja que sea como hasta ahora y que todo suceda de a poco.

Publicado por Puzzle a las 20:47
Etiquetas:

 

2 desvaríos:

Anónimo dijo...

'De a poco' es uno de los momentos más bonitos de la vida. Lástima que a veces existan varios 'de a poco' y tu cepillo de dientes conozca ya varios cuartos de baño...

Puzzle dijo...

No creo que nadie pueda saber cuántos baños han ocupado mis cepillos de dientes, primero porque tengo varios, y segundo porque seguramente hay gente con más experiencia que yo (mucha más) en el tema que nos ocupa. La migración de los útiles de aseo es un mal menor comparado con otros males, y los "de a poco" , afortunadamente son así, "de a poco", y los prefiero a lanzarse a la piscina sin red.

Luego pasa lo que pasa.

 
>