miércoles, 23 de febrero de 2005


Un quesito majorero con unas papas con mojo , un poquito de pata (recién asada en El Herreño) y una Tropical. Un paseo por Las Canteras y un bañito hasta la barra. Quedamos en que te paso a buscar y tú te pones guapa. Yo lo tengo algo más difícil y hago lo que se puede. Nos gustan los mismos sitios, desde Triana hasta la catedral , Santa Catalina y Vegueta, aunque tú eres más de salir por el puerto, yo prefiero quedarme a cerrar el “Guincho”. Espera, que le digo a Miguel que te haga una pulsera bonita y un colgante de cuero con tu nombre, póntela y salgamos del Obelisco disfrazados de Pin y Pon. Hoy es carnaval, al menos para nosotros y los demás que aguanten la vela.

Nos queda coger la guagua , así que echamos a suertes las dunas de Maspalomas o los almendros del Norte. Otra opción es Guayedra y hacer noche en Agaete. Las fiestas de San Andrés o la procesión de la virgen del Pino (tú te emocionas con La Candelaria) siguiendo la línea de la costa, con los barquitos y las ofrendas dibujando siluetas de espuma de mar. Yo por si acaso me llevo el Clipper de fresa y las ambrosías , tú ese pareo que tanto te gusta y un libro de cuentos que estoy medio acabando, ya sabes, para leerte un poquito mientras comienza a caer la tarde. Al diablo. Subamos al Ferry y crucemos las islas, conozco un sitio en el Hierro al que hace tiempo te quiero llevar ; dicen que es el hotel más pequeño del mundo y se levanta en la punta de una roca grande, allá en el acantilado. La dueña me dijo que la mejor habitación sobrevuela el mar cuando te asomas y yo, que siempre he sido medio piloto chiflado, quiero que vengas conmigo. Tengo guardadas unas cuantas historias de bucaneros y príncipes guanches , un paquetito de dulces de Teror y la cámara que se enamora cada vez que te dispara. Jugaremos a los disparates y a las prendas y me pides que te lea otra vez la historia de la isla fantasma, que en realidad no es fantasma porque existe y se aparece a viejos lobos de mar y a los locos que pierden la fe con la misma facilidad con la que nosotros perdimos la compostura. Perdida la cuenta de besos y desvaríos me dices que cierre los ojos. “ ¿ Quieres que te cante una nana loca?” y entre arrorró y arrorró , dos que se deshacen y el mar que empieza a tomar la noche en el hotel más pequeño del mundo.

Publicado por Puzzle a las 23:19
Etiquetas:

 

3 desvaríos:

Anónimo dijo...

Sabes que te sigo hace tiempo, desde las islas. Me gusta cuando haces guiños a tu lado más guanche, cuando recuerdas la gente de alli y los lugares que se quedan en tu memoria. A lo mejor el post de hoy es un post como el de cualquier otro día, pero te aseguro que me has emocionado, porque hablas de Canarias con amor y con mucha originalidad. Me gusta cómo ves tus islas, cómo las llevas en el alma y cómo las sientes.

Gracias por emocionarme una vez más.

Besos

Yaiza.

Charito Piedra dijo...

que belleza, cuanta complicidad, que bonito tener esto en tu memoria para acudir cuando lo requerías… besitos

lunia dijo...

Desde Canarias, te nombro hermano, amigo e hijo predilecto de estas Islas. Gracias por tu amor y sensibilidad.

 
>