domingo, 3 de abril de 2005


Un día todos los que dejaron de creer (en sí mismos, en una certeza o en alguien querido) se abrirán la cabeza contra la pared derramando los arrepentimientos. Tal y como sabemos, los arrepentimientos resultan bastante resbaladizos , así que los que duden irán cayendo uno tras otro deslizándose sobre sus propios pesares , quebrando caderas , piernas y brazos. En el peor de los casos también se partirán el alma que necesitará de cabestrillo y cinco o seis meses de estricto reposo.

Publicado por Puzzle a las 19:50
Etiquetas:

 

2 desvaríos:

Oscar Ernesto dijo...

olá Jorge. Daqui cátia de Portugal. Gostei imenso de seu blog. Parabéns por seus posts.

Vero. dijo...

Hola Jorge, hace días que no te dejaba saluditos.

Anda que últimamente escribes cosas muuuuuuuuuuy raras!. Pero sigues siendo genial. Aunque 22.000 personas estemos engañadas!.

Un abrazo.

 
>