martes, 17 de mayo de 2005


Diástole, correcto. Sístole, correcto. Expiración, correcto. Vale, cojonudo, la he perdido. Debió ser el tipo aquel. El del encontronazo. Nunca llevo cartera, ni llaves de nada, bueno, a veces las de esas pequeñas esposas de peluche, tan rojas y tan golfas, con las que solíamos jugar, pero esas las llevo en mi bolsillito secreto y hoy se quedaron en el cajoncito de la cómoda de la habitación en la que ya no entro desde que ella se fue. Para qué. Todavía la escucho llamándome desde nuestro pequeño planeta de sábanas de raso, pidiendo más vino y haciéndose fotos con la Polaroid.

Ha debido ser eso, ese, él, el cabrón aquel, el que se bajó en Aribau... vamos no me jodas, la he perdido o se la ha llevado, y yo sigo aquí tocándome, gesticulando de manera absurda, buscando, palpando, a veces acariciando a la espera de dar con ella, todo lo demás está, recriminándome, echándola de menos, sigue ahí, culpándome a mí de que ya no esté. Qué cabrón. Se la ha llevado, todo lo demás está, qué cabrón, qué cabrón. Diástole, está... qué imbécil he sido, debí darme cuenta... sístole, aquí la tengo, expiración, vale. Inspiración, inspiración, cojonudo, la he perdido, o se la han llevado o yo que sé o las dos cosas.

Publicado por Puzzle a las 12:50
Etiquetas:

 

4 desvaríos:

Alicia dijo...

¿Un tipo te robó la inspiración en el metro?. Ya es mala suerte, corre a poner la denuncia antes de que la encuentren tirada en cubo de basura.

Un saludo.

Rosa Silverio dijo...

Me gusta mucho. En especial esa salida al final...

Ro

frank dijo...

desvarío neurótico enamorado recriminador autoculpable

muy bueno !

el_hombre_que dijo...

llevo un rato preguntándome por qué he tardado tanto en llegar hasta aquí. Me gusta, me gusta...

 
>