miércoles, 1 de junio de 2005



“Rubias de ciudad llegaban en el autobús, a pedir una oportunidad…”

Chicas de ciudad, reinas de la línea treinta y tres, de los garitos donde sirven el mejor gin-tonic, chicas de Jueves a Domingo con la vista puesta en los escaparates y en las terrazas de moda. Todo les queda bien, la sonrisa de encaje y las braguitas de plastilina, en realidad quisiera decir sonrisa de plastilina y braguitas de encaje pero todo es un poco lo mismo. Puedes verlas en el gimnasio recién inaugurado haciendo kick-boxing o relaciones sociales, poseedoras de esos conjuntitos plastidecor que hacen juego con la imagen desenfadada que proyectan sobre el gran espejo, desenfadada imagen siempre cool a veces con coletas y cintas de pelo. Chicas de ciudad que se distinguen porque solo se aparean con chicos de ciudad de sonrisa espantosamente blanca y tríceps de discóbolo. Montan sus orgías después de una sesión de UVA, la idea es restregar los cuerpos al tiempo que aplican la loción hidratante. No perder el tiempo.

El resto es más o menos conocido, uno se encuentra con ellas en el ascensor, o intenta encontrárselas sin que se note (ya se sabe , no todos los días uno tiene tentaciones de patio de escalera que destripar en la consulta), porque soñar que te quedas atrapado entre el tercero y el cuarto está todavía permitido por las autoridades locales, lo mismo que pulsar el botón de emergencia y que sea lo que Dios quiera. Con un poco de suerte, tu señora (tan comprensiva ella) , comparte tus mismas aficiones y se dedica de vez en cuando a contemplar o a pellizar a chicos de ciudad que suben la compra hasta el séptimo -un par de imbéciles quedaron atrapados en el ascensor y no se puede hacer nada aunque el portero diera el aviso- y que tan generosas propinas reciben.

Publicado por Puzzle a las 23:21
Etiquetas:

 

10 desvaríos:

chica de ciudad dijo...

Soy una chica de ciudad que espera algún día encontrarse en un ascensor cualquiera con un chico de ciudad que merezca la pena. Me gusta lo que escribes y tu estilo.

Además eres mono...

Anónimo dijo...

pero las malas lenguas dicen que estas pillao...otra chica de ciudad

Anónimo dijo...

que bien escribes, puzzle

Txus dijo...

Como diria mi chica de ciudad... "Bufff"... ¿por que nos gustaran las chicas de ciudad cuando es otra la que nos espera al llegar a casa...?

Vero dijo...

Podrían levantar ciudades para que vivieran en ellas solo los chicos y las chicas de ciudad. Así nadie estaría preocupado de que su marido, su mujer o quien fuera, se quedaran encerrados en un ascensor.

Por lo demás, Puzzle, sigue escribiendo tus historias. Son geniales y eso es verdaderamente lo importante.

Besos

Anónimo dijo...

Vaya, yo me consideraba una chica de ciudad, pero te aseguro que no encajo nada con el perfil de "tus chicas de ciudad". ¿Será que estaba equivocada y soy más de campo que las amapolas, o que las chicas de ciudad que tú conoces en realidad son de otro planeta y ya no saben qué hacer para hacernos sombra a las chicas-de-ciudad-corrientes? Que acaparen la fauna masculina de los gimnasios me da igual pero... los ascensores??

De todos modos, y sea de ciudad o no, adoro tu manera de expresarte.Un beso.

PrincesaLiz dijo...

Yo soy simplemente una chica, no muy chica, pero chica. O depende de cómo mires el ser chica, si por tamaño, edad o género. Pero soy mujer.
Me gusta tu relato, y algunos textos anteriores que te he leído. Lo mío es más casero, más íntimo, pero también valido. Se me da más la poesía.
Me gustan las fotografías, pero algunas no tienen el nombre del autor. ¿Cuándo no está es que son obras tuyas?
Me gusta tu estilo. ¿Escribes profesionalmente? Saludos.

frank dijo...

ya ves Puzzle, tienes el blog atestado de chicas de ciudad que vienen a pellizcarte las palabras de tus labios electrónicos con pantalla de plasma humana

bien por tí

bien por tus maravillosos escritos

(nuestra cooperación va de todas formas !)

muy bien Puzzle - simplemente a uno ya se le acaban los adjetivos

nos vemos !

Puzzle dijo...

Todos somos en un momento dado chicos y chicas de ciudad. Lógicamente mi historia es eso, una historia contada desde la perspectiva de que a veces, hay gente (masculino-femenino) que se mira más por fuera que por dentro, y que se sienten ,por diferentes motivos, superiores a los demás. A veces esos motivos sólo están en sus cabezas, o lo que es peor, en sus espejos. Lo que tienen los espejos es que sólo nos devuelven un reflejo y por tanto lo que vemos no somos nosotros.

Es estupendo que no os identifiqueis con la historia. También la intenté salpicar con ironía.

En cuanto a las ilustraciones, desgraciadamente no son mías, cuando nombro a los autores es, o porque son amigos, o porque de una manera o de otra hay cierto espíritu de colaboración entre ellos y yo. Me encantaría poder ilustrarlas, pero soy un tipo limitado. Una de mis ideas es hacer un blog entero con ilustraciones originales de amigos. Intento cuidar las fotos o los dibujos escogidos porque intento que puedan ser historia por sí mismos.

Gracias de nuevo por los comentarios y las visitas.

Magda de los devastados dijo...

No te voy a pellizcar nada, por ahora, claro insisto en lo ya dicho, escribes muy bien, calro que más ràpido de lo que puedo leerte para opinar en todos tus post. Pero es excelente. Un saludo grande.

 
>