sábado, 22 de octubre de 2005


De vuelta al hotel, al contemplar cómo se suelta, luego cepilla su pelo rojizo delante de la ventana, sumida en privados pensamientos, con los ojos en otra parte, por alguna razón recuerdo a aquellos lacedemonios de los que escribió Herodoto, cuyo deber era defender las Puertas frente al ejército persa. Y las defendieron. Durante cuatro días. Antes, sin embargo, ante la incredulidad de los ojos de propio Jerjes, los soldados griegos se sentaron como despreocupados, en la parte de fuera del cercado hecho de troncos cortados, peinando y repeinando sus largos cabellos, como si sólo se tratara de otro día de una campaña que, por otra parte, carecía de importancia.

Cuando Jerjes exigió conocer el significado de aquellos actos le dijeron: Cuando estos hombres van a perder la vida antes quieren que sus cabezas estén bellas.

Ella deja su peine de mango de hueso y se acerca todavía más a la ventana y a la decreciente luz de la tarde. Algo, un movimiento y un crujido llega desde abajo y ha atraido su atención. Una mirada, y se desentiende de ello.

(Raymond Carver)

Publicado por Puzzle a las 8:50
Etiquetas: ,

 

3 desvaríos:

Anónimo dijo...

No conocía a Carver pero me gusta su estilo. Gracias por traerlo hasta aqui!.

Besos

Sandra

frank dijo...

Raymond es un grande!
(puse algo de él que me eriza los pelos hace un tiempo)

lo buscaré y te pongo el url

Gracias Puzzle!

Irving dijo...

Hey, me gustó mucho tu blog, yo aca, desde colombia. Tambien tengo mi blogsito si quieres ver es: www.cronopioblog.blogspot.com

 
>