lunes, 10 de noviembre de 2008




Tantas curvas tenía y tan sinuosas todas, que no había manera alguna de acercarse a aquel cuerpo de hembra poderosa sin resbalar o caer malherido por cualquiera de sus pendientes.

Publicado por Puzzle a las 21:41
Etiquetas:

 

7 desvaríos:

Frank dijo...

para evitar accidentes
se colocó letreros de advertencia
en el ombligo
sobre los pezones
y en la larga curva
de la espalda

(excelente texto)

Magda de los devastados dijo...

Luego el pretendiente se quedó sin frenos y bueno, ya escribirá Ud lo que pasó entonces.

Besos.

un ermitaño sociable dijo...

Excelente. Lo mejor es la brevedad.

P. dijo...

Llevo más de media hora inmersa en esta página con la sonrisa puesta. Eres un mago de las palabras. Me encantas.

Agustina dijo...

Llegué aca por un viejo post, buscando lugares de memoria y encontrandome con las magdalenas de proust. Me gustó tu blog...
saludos desde el lado de aca, bs as

martin dijo...

la carretera del Colmenar, que decimos por Málaga

Uno que mira dijo...

Y es que ya lo decía Machado:
"En el mar de la mujer
pocos naufragan de noche,
muchos al amanecer"

 
>