lunes, 21 de julio de 2008




"Me gusta el olor a lluvia. En realidad el olor que queda después de la lluvia". Eso es lo último que dijo antes de dar un último trago al Martini. Luego me dejó y no la volví a ver. Después de aquello me dediqué a buscar tormentas, a memorizar el olor que dejan a su paso; a veces pensaba en ella oliendo la lluvia y mirando el mundo desde su ventanal galaxia.

Poco más puedo decir, ahora creo que soy sonámbulo, o algo así, vacío la nevera de madrugada, me visto con mi mejor traje y la corbata que me regaló el último aniversario y llego en coche hasta su portal. Otras veces llevo flores que dejo en el maletero, encima de la barquita hinchable, llamo a su puerta a las horas más intempestivas.

Siempre me abre otro que no soy yo.

(Fotografía: © Parke Harrison)

Publicado por Puzzle a las 23:11
Etiquetas:

 

10 desvaríos:

frank dijo...

toda visita aquí es buena
muy buena, si hay posteo nuevo
como ahora

se le agradece a puzzle
la creatividad
y el compartirla

es un placer leer tus textos!

éste - as always - muy bueno

Joanne dijo...

Hermoso!

La Maga dijo...

La descripción típica de un naufragio tras el abandono de una mujer.

Sandra dijo...

Genial Jorge, me encanta, triste, extraño, con ese poso que deja en el cuerpo todo lo que escribes.

Ay mañico, me gusta mucho lo que haces.

Besitos.

Anónimo dijo...

Me gusta, siempre es triste no abrazar el amor a cuatro brazos...la vida. Saludos, todo un placer conocer tu espacio.
http://elbabermudez.blogspot.com/

Desde mi ventana dijo...

Perdona la pregunta, pero tengo que hacertela. ¿Ha pasado algo para que hagas "re-make" de alguno de tus textos?
No sé si es porque estás en estado de mejorar calidad y sentimiento o porque te sientes como cuando escribiste la primera vez naufragio.
Si es cuestión de recordar... cualquier tiempo pasado fue mejor.
Un gran abrazo

Sara dijo...

a mi me parece un cuentito (quizás poema?) precioso, breve, intenso, triste.

el otro día me dijeron que trabajas en la tele, así que creo que somos compañeros. quizás un día me atreva a saludarte.

besos

Sara

martin dijo...

a mí me pasó igual, así que me compré una macetita que regaba todos los dias para oler la tierra mojada que me recordaba a mi lejana amada.

cecilia varela dijo...

aun le quedan gotas despues de la ultima tormenta?
Le juego una carrera de gotas

Puzzle dijo...

Ceci, la última vez que participé en una carrera de gotas, resbalé de lo mojado que estaba y me fracturé algunos huesos...

Casi que te dejo que ganes, directamente...

Un abrazo, amiga.

 
>