domingo, 8 de julio de 2007




Lo peor de todo es la sonrisa. A continuación me desarma y pierdo el mapa de la galaxia. Lo hace siempre, como quien no quiere la cosa, partiendo de una mirada de factura grave, como de estar a punto de perder el contacto con la nave nodriza y precipitarse después en algún agujero negro sin tiempo para volver al primer segundo de la cuenta atrás, al lugar de no retorno. Y claro, luego llega sin avisar la sonrisa, su sonrisa, rompiendo la escena en la trama de un tapiz hermoso, quedándose tan tranquila, tan en calma, inmune a su propia verdad, echando a volar lejos como si acabara de sobrevivir a una catástrofe aérea, sin darle ninguna importancia, sin saber -sin tener ni idea- que por una sonrisa así, los gobiernos insurgentes desarmarían todas las cabezas nucleares del planeta y levantarían en su lugar nuevas escuelas, nuevas formas de entregarse a la causa, nuevas maneras de morir de amor.

Fotografía: © Virginia Gálvez

Publicado por Puzzle a las 0:56
Etiquetas:

 

4 desvaríos:

Txus dijo...

Es curioso como todos conocemos a alguien a quien le basta con sonreir para desarmarnos completamente...
Un abrazo.

Frank dijo...

Totalmente 200% de acuerdo. Nos enamoramos de esas sonrisas.

Nadie, pocos, casi ninguno lo había puesto tan bien por escrito.

Magda de los Devastados dijo...

Me hiciste sonreir. Beso

Lady Chatterley dijo...

¡Una "sonrisa" cambió mi vida!.
Y...jamás la olvidaré.

 
>