jueves, 23 de diciembre de 2010


He dormido el resto de la noche sin desvelarme. Las pastillas que Clara me dio han cumplido su propósito. Sin embargo, no logro recordar ninguno de mis sueños. Mientras desayuno, busco en el prospecto los efectos secundarios. Clara, todavía con legañas en los ojos, me pregunta si he vuelto a soñar con aquella mujer, si todavía se me aparece desnuda en mitad de la noche. Le digo que no recuerdo nada, que no sé de qué mujer está hablando. Entonces, Clara sirve un poco más de zumo, mordisquea la esquina de una tostada y sonríe complacida.

Publicado por Puzzle a las 19:26
Etiquetas:

 

4 desvaríos:

Bel dijo...

Siempre olvidamos desconfiar .*

carmen jiménez dijo...

Pero no por ello se deja de soñar. Otra cosa es que no recuerdes...Pero qué más da mientras estás en el sueño?
Felices fiestas aunque sé que no son muy festivas para ti, pero aún así, desde aquí y desde allá: Feliz Navidad y un año repleto de encuentros buenos.
Chapó.

PAULA dijo...

Me encantó.
Un saludo.
Paula Carbonell

Iratxe López de Munáin dijo...

fantástico. y "nunca me muero en viernes" me ha dejado hipnotizada!
un saludo.

 
>