martes, 5 de febrero de 2008




Yo si quieres te pongo una mercería en Jaca, un pisito, una carnicería, ¿imaginas?, tú detrás del mostrador, hablando de hilos y broches bonitos, de la línea de ropa interior que viene de temporada y que te quitan de las manos en esos packs de tres. Tú la reina del lugar, en tu pequeño negocio, esperándome luego en el apartamento viejo que se nos cae a pedazos por encima de las horas lentas, con sopa de cebolla y cuscurros de pan tostado, enfundada en uno de esos batines que también te arrebatan de las manos, manos de ángel cuando moldeas la masa de las croquetas, tan rechonchas las manos, tan apetecibles, tan dadas a las caricias, algo te echas en las manos que no me quieres decir, tú tan presumida, croquetita mía, ¿imaginas?, con tu delantal blanco, envolviendo solomillos de los que seguro apartarás las mejores piezas para nuestras noches de viernes o de sábado cuando puedo inventar algo para faltar en casa sin que Lucía (que está muy rara desde que su madre falta) monte el teatrillo de hija desamparada, ya sabes, que si no será demasiado pronto y que mamá nos mira triste desde una estrella desde que me veo contigo (con otra, dice) y que además, pronto lloverá porque la lluvia no es otra cosa que mamá pelando cebollas para la sopa. Porque tú no eres otra amor, tú eres tú, que yo te pongo una mercería en Jaca, un pisito, una carnicería,¿imaginas? lo que tú gustes, solo que no quiero que te enojes, espérame, espérame un poquito más, que digo que se me hizo tarde y salgo a comprar pastelillos para el té, que siempre apetecen después de las croquetas o de la sopa de cebolla con cuscurros y pan tostado. Que mañana, ya verás, desayuno con Lucía y le cuento despacito hasta que entienda.

Publicado por Puzzle a las 9:23
Etiquetas:

 

4 desvaríos:

Anónimo dijo...

Seguro que Lucí­a termina por entender, pero usted no vaya a hacer falsas promesas, y póngale la mercería, el pisito o lo que sea. Las promesas hay que cumplirlas.

Beso

Raquel dijo...

Me gustan las historias que cuentas, sobre todo cómo las dejas intuir, la interpretación que permites que cada uno haga de ellas.

Besos

Anónimo dijo...

¡Bravo! desde el título rural hasta el punto final.

(La entrometida, Claudia)

Anónimo dijo...

Este es precioso, Sr.puzzle, precioso. "Espérame, espérame un poquito más, que mañana...". Es maravilloso volver a enamorarse y espero que siempre siga siendo como la primera vez, sin antiguas heridas, solo alguna cicatriz que ya no duele...y contigo, pan y cebolla o cebolla y cuscurros, da igual.

Un beso.

 
>