martes, 2 de mayo de 2006




No me amaba y nunca lo hubiera hecho. Acababa de fulminarme con su arrogancia de niño bien que todo lo sabe, sustentándose en alguna de sus malditas certezas, con la insolencia de alguien que nunca obtuvo una negativa por respuesta, sabiendo que era el predilecto de las doncellas, que podría señalar con el dedo a la futura madre de sus hijos y que esta le sería entregada sin remilgos, aquella a la que engañaría con otras menos selectas, aquella a la que colmaría de desdichas y maltratos, aquella que sería la elegida. A mí, y lo recalcaba con sorna, no me amaba ni me amaría. Eso dijo. Lo dijo sin levantar la mirada, soberbio y esquivo. Deletreando cada una de las negativas. Lejano como una tormenta de verano, como una galaxia a punto de disolverse. Hubiera querido encontrar un mínimo atisbo de ternura en sus palabras, un posible gesto de salvación, algo que le liberara de su destino final.

Encontraron su cuerpo con la sonrisa todavía puesta. Es lo único que no fui capaz de perdonar, su gesto complacido, su manera de rechazar mi entrega incondicional, su burla descarada. En el mismo instante en el que me prometí que no derramaría más lágrimas, le atravesé el corazón y esperé a que vinieran por mí.

Publicado por Puzzle a las 23:48
Etiquetas:

 

10 desvaríos:

Tania dijo...

y a vos?, cuántas veces le atravesaron el corazón?

mil besos desde el otro lado del océano.

nube de colores dijo...

Error fatal: enamorarse de la persona equivocada.

Sara dijo...

Bravo por Puzzle!, me gustan tus pequeños retazos de vida, las imágenes que seleccionas, la forma que le das a todo, la vida de tus personajes.

Felicitaciones!

Anónimo dijo...

eso eso, ven a por mí, ven a por mí...

Anónimo dijo...

desde luego se puede una enamorar de la persona equivocada, y no entender como puede ser que nunca, ni agazapado en su regazo en un coche bajo una farola,fuera capáz de darle tan solo una oportunidad...verdad??

Rosentau dijo...

Muy bonito...Me à gustado mucho léerte.Saludos portugueses.

sildavia dijo...

No... Demasiado blablabla y tirar balones fuera para quitarnos el muerto de encima. Eso se nos suele dar de maravilla. "Yo lo dí todo, pero se lo dí a la persona equivocada"... Bonita excusa. Todo menos reconocer que los que nos hemos equivocado somos nosotros. Y casi siempre ni siquiera eso es real. Porque nunca terminamos de conocer al otro aunque creamos que lo sabemos todo. Porque el entorno nunca es permanente. Y la necesidad no es la misma. Porque las circunstancias hacen que las cosas se vayan de las manos. Y lo que hoy es perfecto, mañana se convierta en una mierda. O viceversa, si hay suerte. La mayoría de las veces no hay nadie equivocado, todo está más o menos claro o se ve venir, pero nos empeñamos en ser dioses que podemos modificar el destino o las personas para moldearlos a nuestro antojo, o simplemente nos montamos una película paralela que nos satisface tan sólo hasta que cae por su propio peso. Y no se habla cuando hay que hablar. Y así, todo se destruye y degenera hasta lo insospechado. Y luego lloramos por las esquinas o nos damos golpes de pecho o arremetemos contra todo y contra todos porque "el mundo" nos ha tratado mal...

En fin. Tal vez divago. Yo también "soy rebelde porque el mundo me ha hecho así". Y esta noche ando medio en carne viva...

Besos.

PD/El texto me parece magnífico, como casi todos los que encuentro en cada pieza de este puzzle. Yo soy mala haciendo puzzles, pero no me aburro de buscar las piezas que encajan, sobre todo en éste.

xixe dijo...

Pues nadie puede amar a un tipo semejante. ¡Qué bruto!. Muy buen texto. Saludos.

a dijo...

Pues eso...Cómeme...cómeme

/C/ dijo...

Es raro y da miedo sentirse tan identificada con un texto. Sí, le amé y recibí un NO tras otro. Simplemente me utilizó. Le servía para el sexo, pero mi edad no le servía para nada más. ¡Qué son 12 años de diferencia! Error: enamorarme de él. Acierto: echarle de mi vida. El amor no es sufrir.

 
>