jueves, 20 de abril de 2006


Dile cosas bonitas a tu novia:
«Tienes un cuerpo de reloj de arena
y un alma de película de Hawks.»
Díselo muy bajito, con tus labios
pegados a su oreja, sin que nadie
pueda escuchar lo que le estás diciendo
(a saber, que sus piernas son cohetes
dirigidos al centro de la tierra,
o que sus senos son la madriguera
de un cangrejo de mar, o que su espalda
es plata viva) . Y cuando se lo crea
y comience a licuarse entre tus brazos,
no dudes ni un segundo:
bébetela.

(Luis Alberto de Cuenca)

Publicado por Puzzle a las 0:21
Etiquetas:

 

3 desvaríos:

Txus dijo...

Empecé a leer a este hombre por un poema que hablaba de un hombre que trabajaba para IBM...
Aprobeché una charla que dió en Mungia (mi pequeño pueblo) hace unos 10 o 12 años para conocerle y tengo que admitir que no era lo que me esperaba. Creo que la mayoría de las veces no conviene conocer a los autores de nuestros textos favoritos. Aunque brindo por esa "minoría" de veces que si compensa con unso pintxos de setas en la plaza nueva de Bilbao...
Siguen pendientes, a no ser que hayas cambiado de idea.

Meri dijo...

bébetela....pero a sorbos chiquitos....hay peligro de atragantarse...

India dijo...

aiii por favor, que cosa más bonita, no lo había leido nunca. Con tu permiso (y el del autor) copy paste. Esto hay que redistribuirlo x doquier. Que la gente beba sin parar...un saludo

 
>